El ejercicio de pedir en fotografía